Joyas en lencería: cómo se preparan las modelos de Victoria´s Secret

Como cada año, llega el esperado desfile de Victoria´s Secret. Será el 2 de diciembre en Londres, que se convertirá así en el marco de presentación perfecto para estas joyas de la lencería.

Se ha levantado bastante polémica en torno al desfile, y sobretodo en torno a las modelos que presentarán las nuevas joyas de la firma. Desde luego no ha ayudado que la empresa eligiese como slogan la frase “El cuerpo perfecto”. Esto ha levantado ampollas entre muchas mujeres.

Y es que el tema de la imagen de belleza femenina, las supuestas medidas perfectas y los estereotipos son caldo de cultivo para que se dispare la polémica.

Se organizan contra-campañas femeninas presentando “mujeres reales”. Se trata de “concienciar” a la sociedad lo que debe tomarse como una mujer “de verdad”, o “real”. Por mi parte, este tipo de campañas me parecen exactamente igual de estúpidas que las del “cuerpo perfecto” que presentan a super-modelos. Todas esas mujeres son reales. Todas. Las modelos también son mujeres reales. Evidentemente son pocas las mujeres con esas medidas y ese tipo de belleza ¿y qué?

En mi opinión esas campañas deberían ir por el camino de concienciar a la gente para que acepte su físico tal y como es. Hay mujeres con medidas y figura de modelo, y hay mujeres con otros tipos de cuerpo. Y ambas son mujeres reales. Hacer desprecio al cuerpo de las modelos no me parece el mejor camino para reivindicar otro tipos de belleza.

Y es que todo está en la propia importancia que nosotras damos a ciertas cosas. Mirad por ejemplo los hombres. Ellos no se sienten amenazados por otros hombres con cuerpos de atletas. ¿Acaso la publicidad masculina no está plagada de hombres bellos, con cuerpos esculturales? Y la mayoría de los hombres no tienen esos cuerpos. Pero no se obsesionan con ello, ni se sienten amenazados o menospreciados por ese tipo de publicidad.

Yo no veo campañas de “hombres reales”, donde aparezcan hombres con barriguita, o con cuerpos menos agraciados recalcando que ellos son “hombres de verdad” y que los David Beckam o Alex Gonzalez.

No es muy consecuente que suspiremos por que nuestro chico tenga un cuerpo como el de Alex Gonzáles, y que después nos ofendamos al ver una campaña con las espectaculares modelos de Victoria´s Secret.

Hay gente muy atractiva, y gente menos agraciada. Eso es una realidad. Y que nos guste o no nuestro cuerpo no va a cambiar esa realidad. No todas las mujeres tenemos un cuerpo espléndido trabajado en el gimnasio. Pero eso no nos convierte en “mujeres reales” frente a las que sí tienen ese cuerpazo. Simplemente, nuestra genética y nuestros hábitos no son los mismos.

Yo no veo a los hombres sintiéndose ofendidos por otros hombres atractivos. Al contrario, les admiran y aplauden. Francamente, creo que el primer paso será que las “mujeres” dejemos de considerarnos como un grupo y nos miremos como personas individuales. Cada uno tenemos nuestros puntos fuertes y nuestras imperfecciones. Todos somos mujeres y hombres reales.

El trabajo de las modelos es precisamente representar un ideal de belleza. Es su profesión y hacen un gran esfuerzo para tener un cuerpo lo más bonito posible. Obviamente no todas nosotras queremos ni podemos hacer ese esfuerzo. Son profesionales de dicho sector, al igual que lo son los modelos masculinos de pectorales y abdominales perfectos.

Yo opino que cada uno es un individuo y debe aceptar cómo es, o bien trabajar para mejorar en lo que le molesta de sí mismo. Y esto puede ser algo físico, cultural, intelectual, de carácter… todos tenemos cosas que trabajar. Señalar a los demás con el dedo por llamar mucho la atención en un aspecto concreto (el físico), y menospreciarles por ello no nos va a servir de nada.

A mi me encantan los hombres con cuerpos bonitos, cuidados y marcando abdominales. Pero entiendo que es un ideal, y que tal vez mi pareja no sea así. O sí. Y ya está. Los hombres no se obsesionan por estos temas, ¿por qué nosotras nos ofendemos tanto? No todo el mundo opina igual, claro.

Como decía, las joyas de lencería se presentarán en Londres el día 2. La marca usa su desfile como trampolín de marketing, y es uno de los eventos más sonados del panorama de la moda. No en vano, cuentan con un presupuesto millonario y cuidan hasta el último detalle.

Sin duda, es un evento importante en el mundo de la moda, y os recomiendo que dejemos las polémicas aparte y disfrutemos del show, ya que eso es lo que es: un show que muestra una fantasía y un ideal de belleza difícil de alcanzar para la mayoría, pero que existe y está ahí.